Uncategorized

LOS DEMÁS

Una de las tareas más fatigosas que las madres y los padres tienen que afrontar, una vez aceptada la situación, es la de deber rendir cuentas continuamente a los demás tanto del comportamiento del/la propi* hij* como de las propias decisiones como madre o padre. Esto se puede producir incluso al interior de la familia misma, en la que puede suceder que no todos los miembros estén de acuerdo sobre cómo gestionar la situación o sobre el tipo de comportamiento que se debe tener.

Incluso dentro de la misma pareja de madre y padre, como suele suceder cuando se cría a un/* hij* en común, puede haber diferencias importantes sobre qué comportamiento adoptar, lo que puede generar conflictos extenuantes para ambos. Es importante tratar de allanar estas incomprensiones y que tanto la madre como el padre comprendan que el bienestar de un/a nin* trans* depende, en gran parte, de la aceptación y del apoyo que le ofrecen las personas que están cerca de él/ella. Si es necesario, para ello puede ser útil pedir asesoramiento a una persona experta, capaz de mediar en el conflicto.

Es necesario dedicar una atención particular también a los hermanos y/o hermanas de l*s niñ*s trans* que, en ocasiones, pueden sentir vergüenza o expresar desaprobación con respecto a los comportamientos de género no normativos. Es importante que la madre y el padre, aun respetando sus sentimientos, exijan en todo caso un pequeño esfuerzo para tratar de comprender lo que su herman*  experimenta y lo importante que es para toda la familia la aceptación por parte de todos los miembros de la misma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *